0546

Lámpara de techo Big 0546. Vibia

Lámpara empotrada a techo para aplicaciones de interior, diseñada por Lievore, Altherr, Molina. Distribución de luz directa, difusa y uniforme. Cuerpo en cromado o lacado blanco mate y difusor de metacrilato opal blanco. 

353.00€

-10%

317.70€ IVA incluido

sello-eu-50-1-r.png

Añadir a la lista de deseos

Calificaciones y evaluaciones de los clientes

Nadie ha efectuado una evaluación
en este idioma

Califica / escribe un comentario

Información sobre el producto Lámpara de techo Big 0546. Vibia

  
Medidas: 
 
18h x Ø35 cm
 
No incluye montaje.
 
Características:
 
Lámpara empotrada a techo para aplicaciones de interior, diseñada por Lievore, Altherr, Molina. Distribución de luz directa, difusa y uniforme. Cuerpo en cromado o lacado blanco mate y difusor de metacrilato opal blanco. Su gran tamaño la hace ideal para iluminar espacios grandes desde un único punto. Su diseño lo integra perfectamente en el ambiente, simulando la entrada de la luz natural.Empotrado.
 
Reactancia electrónica regulable (Sistema DALI)
 
Difusor de metacrilato
 
 
Bombilla:
 
1 x 2Gx13 230V 55W (T5C)
 
No incluido
 
Medidas y peso del embalaje:
 
0,044 m3 / 2.5Kg
 
Mantenimiento:
 
La acumulación de polvo en fluorescentes, bombillas, lámparas, etc. disminuye en gran medida su luminosidad, con el consiguiente derroche de energía. Por ello es fundamental realizar al menos una vez al año una correcta limpieza de las luminarias y de sus accesorios. El ahorro que se puede conseguir en iluminación doméstica es de hasta el 20%. Los pasos que Socbou le recomienda seguir son los siguientes:
 
En todo momento se ha de actuar con precaución para evitar accidentes. Lo primero que se ha de hacer es apagar la luz y desconectar la corriente. Hay que esperar a que la lámpara que se va a limpiar esté fría por dos motivos: evitar quemaduras e impedir que estalle al manipularla cuando todavía está caliente. 
 
Una vez fuera de su soporte se limpia el polvo con un paño suave. Para eliminar completamente la suciedad se puede preparar una mezcla de agua y alcohol de quemar a partes iguales o bien una mezcla de agua con un poco de amoniaco. Tras humedecer un paño con uno de estos dos preparados, se pasa con suavidad por toda la superficie.
 
 Antes de colocar la lámpara nuevamente en su soporte hay que esperar a que esté completamente seca para evitar cortocircuitos. Por último, una vez en su sitio se puede conectar de nuevo la luz y proceder a su encendido.
 
Además, también se han de mantener bien limpias las pantallas y las tulipas, que preferentemente han de ser de colores claros y traslúcidos para que dejen pasar la mayor parte de luz posible.

30 productos más en la misma categoría: